Dónde dije digo...

En apenas 5 meses que lleva el tripartito en el Ayuntamiento, ya han cambiado el discurso los partidos integrados.

Compartir:
José Andrés Hernández - Concejal del PP Alzira | 14/11/2015
En apenas 5 meses que lleva el tripartito al frente del Ayuntamiento de Alzira, hemos podido comprobar cómo han cambiado de discurso los partidos que lo integran y que antes estaban en la oposición.

Un ejemplo de las decenas que hemos venido observando atónitos es referente a la tasa de Tratamiento de Residuos, conocida como la tasa del reciclaje, que se implantó hace dos legislaturas y cuyo cobro es gestionado por la Diputación de Valencia.

En aquel momento, los concejales en la oposición, entre los que se encontraban Isabel Aguilar y Fernando Pascual, reaccionaron ante la implantación de dicha tasa, vertiendo comentarios de diferente índole, tales como que la misma era ilegal, recogiendo firmas para su eliminación, pidiendo a la ciudadanía que incumpliera la normativa no pagándola, recurriendo a los tribunales de Justicia (recurso que fue desestimado).

Ante todos aquellos despropósitos, el gobierno, a la sazón del Partido Popular y encabezado por Elena Bastidas, respondía aduciendo que se trataba de una tasa de obligado cumplimiento puesto que se había creado este nuevo servicio mancomunado a través del consorcio Ribera-Valldigna, que se hizo en cumplimento de una Ley autonómica, y que dicha tasa se reduciría incrementando el volumen de reciclaje.

Sorprendentemente, y tras una pregunta del grupo Popular en el pasado Pleno, el Sr. Pascual, que además ahora es el representante de Alzira en dicho Consorcio que gestiona dicha tasa, respondió ante la pregunta de si tenían previsto eliminarla tras tantos años de tildarla de ilegal y demás. A dicha cuestión, el Sr. Pascual respondió diciendo “Cuando más reciclemos, menos vamos a pagar”. ¿Les suena dicha respuesta?

Juzguen ustedes. La situación se podría resumir, y en el caso del ayuntamiento de Alzira queda como anillo al dedo: Donde dije digo, digo Diego.